fbpx
botox o acido hialuronico cual de los dos me inyecto

Botox o ácido hialurónico: ¿Cuál de los dos me inyecto?

Puede resultar en un dilema plantearse si inyectarse Botox o ácido hialurónico. Sí los dos a la vez o comenzar un tratamiento con ácido hialurónico y después con Botox.

En primera instancia, debes saber que el Botox solo puede aplicarse para fines estéticos, según la legislación actual en España, en el tercio superior del rostro, también, llamado complejo glabelar.

 La aplicación de inyecciones de Botox en otras regiones queda supeditada al criterio personal del médico, que debe basarse en un conocimiento exhaustivo de la anatomía facial, en la adecuada preparación y uso de las inyecciones de Botox y en su amplia experiencia.

Por tanto, en clínica Tabatha recomendamos y nos acogemos a lo que dictamina dicha legislación que obedece al Ministerio de Sanidad en España, a través de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Si quisieras un tratamiento para los labios, los pómulos o para las arrugas del surco nasogeniano, recomendamos el ácido hialurónico.

Otra cuestión a considerar es que el Botox no rellena las arrugas ni las hidrata, lo único que hace es disminuir la capacidad de contracción de los músculos de la zona donde se inyecte.

Relaja los músculos de forma localizada y transitoria, da una apariencia mucho más joven bloqueando los impulsos nerviosos que provocan la gesticulación. No obstante, en manos profesionales se inyecta la cantidad necesaria de Botox para no perder la expresión natural del rostro.

Un exceso de Botox o infiltrado por personal no médico ni capacitada para ejercer en la medicina estética puede resultar en que el paciente sea incapaz de expresar emociones. La famosa cara de marioneta o mascara rígida.

Por su parte, el ácido hialurónico sirve para compensar la hidratación y las reservas de grasa que perdemos con el paso del tiempo. El ácido hialurónico combate los signos del envejecimiento facial de formas más integral porque además estimula los fibroblastos, células encargadas de producir el colágeno y la elastina.

 El ácido hialurónico viene en dos presentaciones, RETICULADO y NO RETICULADO. Ambos tienen una gran capacidad de retención del agua.

El ácido hialurónico reticulado se usa como material de relleno en las distintas zonas de aplicación cuando se quiere dar volumen. Es denso y de gran consistencia.

Se utiliza para:

El ácido hialurónico no reticulado es más ligero y se utiliza para conseguir una hidratación profunda en la piel. No da volumen, sólo hidrata.

En pacientes de edad, con disminución importante de la textura de la piel y arrugas profundas, el Botox por si solo no resolverá el problema.

Para lograr los objetivos de rejuvenecimiento deseados, hay que recomendar otros tratamientos complementarios que potencien los resultados, como pueden ser: peelings y rellenos con ácido hialurónico.

Como ves la combinación del Botox con el ácido hialurónico constituyen uno de los tratamientos más habituales y efectivos en medicina estética para rejuvenecer el rostro.

Esperamos que esta información te haya sido útil, sin embargo, si todavía no sabes qué decisión tomar lo mejor que puede hacer es contar con un diagnostico sin compromiso.

La doctora Carina Leiva, en clínica Tabatha, puede analizar y estudiar tu rostro en una valoración inicial sin compromiso.

Completa el formulario y en breve un asesor te contactará para agendar tu cita.

Botox y ácido hialurónico: ¿Cuánto duran sus efectos?

Si estás pensando en dar el paso de realizarte la solución definitiva para mejorar la salud de tu piel y devolverle a tu rostro la tersura y luminosidad que se va perdiendo con el pasar del tiempo, esta entrada te interesa.

Los efectos del Botox son temporales. Su función es relajar y disminur la capacidad de contracción muscular en las zonas donde se producen las arrugas gracias a la gesticulación y expresión de nuestras emociones.

Se aplica sobre las arrugas que deseas disimular y atenuar. Actualmente solo está avalado para aplicación en el tercio superior de la cara: frente, entrecejo y patas de gallo.

Los efectos del Botox son temporales, de ahí que quienes optan por este tratamiento medico estético, tengan que repetirlo incluso hasta tres veces al año. Como dicen por ahí: “quedan enganchados a los efectos del Botox”.

¿Cuáles son esos efectos?

Una piel libre de arrugas, mucho más joven, lisa y un rostro de apariencia relajada y joven, retrasando satisfactoriamente el proceso de envejecimiento.

¿Cuándo dura?

Entre 4 y 8 meses, dependiendo de cada paciente.

El ácido hialurónico, a diferencia del Botox, hidrata, rellena arrugas y da volumen a determinadas zonas del rostro, se puede aplicar en pómulos, ojeras, labios, surco nasogeniano, frente y en general en todo el rostro.

El ácido hialurónico tiene una gran capacidad para hidratar desde las capas más profundas de esta gracias a su capacidad de retener grandes cantidades de agua. Es una sustancia que se encuentra de forma natural en el organismo, en los tejidos como cartílagos, la dermis, los ojos…

De hecho, lo anterior es una gran diferencia entre el ácido hialurónico y el Botox, porque este último es una proteína purificada y derivada de una bacteria llamada Clostridium Botulinum.

La duración del ácido hialurónico es de 8 meses a un año, incluso dos debido a la regeneración del colágeno, la elastina y del mismo ácido hialurónico. Sin embargo, esto relativo y está sujeto a características propias del paciente y la densidad del producto aplicado. A mayor densidad, mayor duración.

Botox y ácido hialurónico a la vez

La vida se encarga de que aprendas a tomar decisiones inmediatas como cuando vas a tu restaurante favorito y te toca escoger entre dos de los platos que te encantan.

Esa duda la puedes solucionar rápidamente, pero si tienes que escoger entre el Botox y el ácido hialurónico, entonces, la cuestión se torna más complicada.

De ahí que seguramente te hayas preguntado cuál de las dos sustancias necesitas. Sí el Botox o el ácido hialurónico, sí separados o a la vez.

Si definitivamente te estoca escoger uno y descartar por completo el otro.

En esta oportunidad te vamos a orientar sobre la forma en como estas dos sustancias tan diferentes resultan complementarias. Tal y como ves en la siguiente oferta, exclusiva de Tabatha:

Botox y ácido hialurónico juntos o por separado

En la clínica Tabatha queremos solucionarte esta duda que es muy frecuente en mujeres y hombres:

Botox y ácido hialurónico juntos, por separado o primero uno y dentro de varios el otro.

Lo vamos a responder de manera rápida y sencilla.

El Botox elimina las arrugas temporalmente. Funciona bloqueando la comunicación entre los impulsos nerviosos y el músculo. Así, el músculo no se contrae temporalmente y se relajan las arrugas producidas por la contracción de ese músculo en concreto.

La diferencia principal con el ácido hialurónico es que el Botox no puede activar los fibroblastos, células encargadas de producir la elastina y el colágeno, tampoco puede hidratar la piel desde sus capas más profundas, ni rellenar los surcos de la cara, ni proporcionar mayor volumen a determinadas zonas de la cara.

Por tanto, la inyección del Botox para eliminar las arrugas tiene y puede complementarse con el tratamiento de ácido hialurónico.

Botox y ácido hialurónico Juntos

El Botox previene las arrugas, pero no las rellena, el ácido hialurónico sí.

El Botox se utiliza para el tercio superior de la cara y el ácido hialurónico para el tercio inferior y medio de todo el rostro.

Para las líneas de expresión del entrecejo y patas de gallo lo recomendable es inyectar Botox, para los labios, mentón y pómulos, se utiliza ácido hialurónico.

De hecho, para la aplicación del ácido hialurónico se suele recurrir a una técnica de inyección llamada: Técnica de los cuatro puntos, basada en la aplicación de rellenos en cuatro puntos estratégicos de la anatomía facial, que coinciden con los ligamentos suspensorios, llamados puntos de anclaje y los puntos de máxima proyección.

Estos puntos de anclaje son los que sostienen la anatomía facial y el mallado de colágeno, así como el origen de las diferentes líneas de tensión o vectores de fuerza, los cuales van perdiendo su función según avanza el envejecimiento.

Por tanto, hoy día es imposible realizar un tratamiento facial de rejuvenecimiento sin tratar la flacidez.

Esta técnica no se puede implementar con el Botox porque únicamente está avalado para ser inyectado en el tercio superior del rostro. Por lo que en algunos casos es necesario optar por el Botox y el ácido hialurónico juntos como tratamiento médico y estético para rejuvenecer el rostro.

Hay que tener en cuenta que para arrugas muy profundas el tratamiento con la toxina botulínica no será suficiente y será necesario complementarlo con un tratamiento de relleno con ácido hialurónico, el único que en la actualidad proporcionar volumen a la piel.

Botox y ácido hialurónico por separado

Para indicar si necesitas únicamente un tratamiento con Botox o con ácido hialurónico, lo convenientes y definitivo es asistir a una consulta de valoración previa, donde tendrás un diagnostico sin compromiso.

Para tener tu cita de valoración inicial totalmente gratis, completa el formulario y en breve un asesor te llamará para agendarte tu cita.

Te esperamos.

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Abrir chat
1
¿Cómo podemos ayudarte hoy?
Hola, ¿Cómo podemos ayudarte hoy?