fbpx
botox cuando utilizarlo y efectos secundarios

Botox: cuándo utilizarlo y sus posibles efectos secundarios

El Botox es una proteína purificada, derivada de una bacteria llamada Clostridium Botulinum.

Su principal función es disminuir la contracción muscular para que los gestos que se producen en el entrecejo, frente o alrededor de los ojos se disipe de forma temporal.

Consiguiendo así que las arrugas no se marquen demasiado o en su defecto eliminarlas por un tiempo determinado, alrededor de 6 a 12 meses, por lo que es conveniente repetir el tratamiento, mínimo dos veces al año.

Cuándo comenzar a utilizar el Botox

¿A qué edad se recomienda el uso del Botox?

Es una pregunta muy frecuente entre los pacientes.

La respuesta es que la edad ideal para comenzar a prevenir las arrugas es a partir de los 30 años, aunque las personas suelen iniciarse en el Botox cuando sus arrugas se mantienen marcadas aun teniendo los músculos relajados o no estan experimentando alguna emoción, como rabia o asombro.

Para determinar cuándo comenzar a utilizar el Botox, es conveniente tener en cuenta los factores implicados en el envejecimiento, lo cual depende del estilo y hábitos de vida de cada paciente.

Estos factores son:

  • Exposición solar.
  • Tabaquismo.
  • Ausencia de grasa subcutánea.
  • Músculos propios de la expresión: arrugas hiperdinámicas.
  • Gravedad.
  • La propia forma de gesticulación de la persona y su tipo de piel.

Sin embargo, como comentábamos más arriba, es a los 30 años cuando las arrugas dinámicas no se han formado por completo, y es ahí cuando comienza la prevención utilizando la toxina botulínica como una herramienta preventiva.

La década de los 30 es la mejor para tomar la decisión de realizarte un tratamiento con Botox. Pero la decisión definitiva solo podrás tomarla cuando asistas a una valoración previa con un médico estético.

Se puede presentar el caso que aun teniendo 30 años no tengas una gesticulación excesiva y por tanto tus líneas de expresión sean imperceptibles.

Lo recomendable en este caso será comenzar a recibir tratamiento con Botox a partir de los 35.

Efectos secundarios del Botox

Con un conocimiento completo de la musculatura del rostro y siendo muy cuidadoso a la hora de efectuar las inyecciones y tras una valoración inicial exhaustiva, los efectos secundarios o complicaciones son inexistentes.

Lo que se puede presentar tras la inyección del Botox en el tercio superior del rostro es una sensación de tensión en el mismo, leves moretones donde se ha colocado la inyección y en algunos casos, dolor de cabeza.

El Botox es un tratamiento indoloro, que no requiere anestesia y una vez realizado el paciente puede retomar con tranquilidad sus actividades diarias.

En conclusión, el correcto diagnóstico, el enfoque personalizado y el médico especializado en medicina estética garantizan el éxito del tratamiento con resultados muy naturales que mantienen la armonía y expresividad del rostro.

Para tu cita de valoración inicial en la que te llevarás un diagnostico sin compromiso, solo tienes que completar el siguiente formulario y en breve te estará llamando un asesor para agendar tu cita.

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Abrir chat
1
¿Cómo podemos ayudarte hoy?
Hola, ¿Cómo podemos ayudarte hoy?